26 diciembre 2007

Carolina Slim: Complete Recorded Works (re-post con música)


Sorprendente álbum en el que se demuestra la influencia del trabajo de Lightnin´ Hopkins en la obra de un artista nacido en la costa este. Esta influencia se produce probablemente gracias a las múltiples grabaciones de Hopkins destinadas a los Juke Box y a las que indudablemente Carolina Slim tuvo acceso en su ciudad natal y en sus posteriores migraciones por la costa este del país.


Seguir Leyendo...



Carolina Slim (Ed Harris era su verdadero nombre) nació el 22 de Agosto de 1923 en Leasburg (N. Carolina) y fue hijo de un guitarrista del que recibió las primeras influencias. Se trasladó a Newark (New Jersey) probablemente buscando estar lo más cerca posible de la actividad de grabación y a la vez huir del sur. Como otros muchos bluesman, Harris adoptó diversos pseudónimos para poder grabar con diferentes sellos discográficos, así encontramos lanzamientos en el sello Acorn, Savoy y Sharp bajo los distintos nombres de Jamin´ Jim, Country Paul, Paul Howard, Lazy Slim Jim y Georgia Pine. Tras pasar por diversas compañías y adoptar otros tantos nombres, Ed Harris murió a los 30 años de edad en New Jersey dejando un legado musical de 27 temas recogidos en este CD.

Lo más curioso de este trabajo es comprobar la extraordinaria similitud técnica y vocal que hay entre Ed Harris y L. Hopkins, y no son meras sutilezas o parecidos casuales; la tesitura de su voz, la manera de "atacar" las cuerdas de la guitarra y las melodías ejecutadas son en ámbos artistas extremadamente parecidas. No obstante, también hay otras influencias de bluesman de su zona como en la versión de "Rag Mama" de Blind B. Fuller. Carolina Smith fue uno de los últimos en intentar triunfar tocando country-blues acústico en una época en la que la electricidad ya había llegado a la música y Muddy Waters o B.B. King ya tomaban posiciones en los escenarios.

Los 27 cortes recogidos en este excelente lanzamiento del sello Document fueron grabados entre 1950 y 1952 en 6 sesiones distintas. Generalmente el artista en solitario o acompañado por un guitarrista (desconocido) y por un baterista (o washboard) desconocido también. Estas obras completas son el legado de un bluesman, la última manifestación del country-blues antes de ser engullido por el blues eléctrico y la demostración de que el blues y sus influencias se había expandido por todas las zonas del país.

Los seguidores de L. Hopkins disfrutarán de este trabajo y los amantes del blues rural también encontrarán cierto atractivo musical e histórico.





Cómpralo Aquí/Buy It Here: Complete Recorded Works 1950-1952

18 diciembre 2007

11 diciembre 2007

Kenny Sultan: West Coast Blues


Kenny Sultan es un guitarrista al que conocí por uno de sus métodos didácticos, pero no me había llamado suficientemente la atención ninguna grabación suya, hasta que cayó en mis manos esta maravilla titulada West Coast Blues; llegó el turno de comentar un poco este trabajo.

Seguir Leyendo...



Kenny Sultan nació el 22 de Marzo de 1950 y pasó sus años de juventud tocando la guitarra eléctrica en grupos de garage-rock hasta que se mudó a Santa Barbara y asistió a la universidad obteniendo la titulación en “Black Studies”. Es en los locales de Los Angeles donde entra en contacto directo con Lightnin' Hopkins, John Lee Hooker y Sonny Terry.

Cuando conoció al armonicista Tom Ball, su actual compañero musical, formaron un dúo en el que se dedicaron a interpretar a los clásicos y a mantener vivo la variante acústica del blues con la nota humorística y satírica que tanto los caracteriza. Las influencias son claras: Sonny Terry y Brownie McGhee, Rev. Gary Davis, Blind Boy Fuller o Blind Blake entre otros.
Tanto Sultan como Ball, han destinado parte de su tiempo y esfuerzo a publicar métodos didácticos musicales obteniendo así un gran reconocimiento por su labor de difusión del blues.

West Coast Blues está editado por el sello Acoustic Music Resource y consta de 17 temas estrictamente acústicos e instrumentales. Sultan consigue crear un atmósfera totalmente particular durante toda la audición y muestra sin reparos todo su buen hacer con la guitarra acústica. Distintas variantes del blues (Delta, Texas, Piedmont…) son “expuestas” con la elegancia y destreza de un gran guitarrista y un gran estudioso de dichas variantes musicales.

Técnicamente, el fingerpickling tiene una predominancia absoluta, aunque algún tema con el slide hace aparición sin desentonar lo más mínimo con el resto del repertorio. El sonido de guitarras acústicas con cuerpo de madera se alterna con el inconfundible sonido metálico de las guitarras resonadoras de las que Sultan saca un partido excelente.

A pesar de estos comentarios, West Coast Blues es un álbum que puede llevar a confusión; solamente recomiendo este trabajo para amantes del blues acústico (preferiblemente guitarristas), para oyentes que aprecien la música instrumental de manera justa y para los amantes del fingerpicking o el piedmont style. Para los oyentes de blues estándar, creo que les sobra, y para los neófitos en el blues…nunca es tarde para empezar.




http://www.tomballkennysultan.com/


Cómpralo Aquí/Buy It Here: West Coast Blues

04 diciembre 2007

Willie Trice: Blue & Rag´d (re-post con música)


La manera en que conocí a Willie Trice fue casual y ocurrió igual que con otros muchos bluesmen; vi su nombre en no sé qué sitio y el resto lo hizo mi curiosidad y mi instinto que una vez más no me defraudó. En Blue & Rag´d descubrí otro álbum maravilloso con algunos guiños a los clásicos y con mucho blues de categoría.


Seguir Leyendo...



Willie Augusta Trice nació el 10 de Febrero de 1910 en una zona rural cercana a Durham (Carolina del Norte) interesándose pronto en la música debido a que su madre era la organista de la iglesia del pueblo y su padre tocaba la guitarra. Allá por 1927, Willie ya tocaba a dúo con su hermano menor, Richard, en bailes y fiestas locales. También solía oír los 78´s de blues que llegaban a la pequeña tienda de discos de Durham y conocía muy bien el sonido de Blind Willie Johnson, Buddy Moss, Blind Blake o Josh White. Fue en 1935 cuando oyó por primera vez a Blind Boy Fuller quedando fascinado con su estilo. La sorpresa fue mayúscula cuando se enteró de que estaba viviendo en el propio Durham. Tras conocerlo personalmente fueron buenos amigos hasta la muerte de éste en 1941. Los hermanos Trice lo acompañaron a Nueva York en 1937 para realizar unas tomas para el sello Decca y consiguieron grabar 6 cortes de los cuales se editaron 4. Después de eso su hermano logró grabar alguna vez más bajo el pseudónimo de Little Boy Fuller (¡!) pero Willie permaneció en su pequeño pueblo realizando diversas ocupaciones como empleado en una gasolinera o en la construcción. Nunca estuvo interesado en trasladarse al Norte como hizo la mayoría e incluso no solía permanecer mucho tiempo en Durham volviendo siempre al campo cada vez que podía.
En 1969 Bruce Bastin, autor de “Crying for the Carolinas” y productor de este álbum fue en busca de “los Trices” y afortunadamente dio con Willie que seguía en su pueblo natal. Había perdido una pierna por culpa de la diabetes pero seguía estando musicalmente en forma y continuaba tocando sus viejas canciones, adaptándolas y escribiendo nuevo material. Willie tocó en el National Folk Festival y grabó alguna vez más. Murió en 1976.

Blue & Rag´d fue grabado en Durham entre 1971 y 1973 y lo editó el sello Trix. Está compuesto por 12 temas en los que Trice canta y toca la guitarra sin otro instrumento ni colaborador añadido. Es un trabajo sobrio pero excelente, tanto en el contenido musical como en el aspecto interpretativo. Pese a que las influencias son notorias, Willie Trice demuestra con creces que su estilo es totalmente personal. Las líneas de bajo llevan la firma Gary Davis y las melódicas son una mezcla de Buddy Moss y Josh White pero con un resultado único. El particular sonido de la National que tan bien maneja Trice contribuye a ese carácter especial.
Usualmente toca en tonalidad de Mi o Si en cuanto a posiciones se refiere, pero a menudo utiliza el “capo” en Re o Si. Su destreza es manifiesta en los temas rápidos manteniendo el ritmo de una manera soberbia. No hay que olvidar que hablo de un estilo netamente de “las Carolinas” (Piedmont) en donde los bajos alternos y el uso del pulgar de manera especial cobran una importancia notable. Obviamente el trabajo con púa es inexistente.

Con estos 12 cortes de composición propia, de un inconfundible sabor rural y con las múltiples referencias sonoras a Fuller, Blake, Davis, Moss y White, Blue & Rag´d se convierte en una auténtica joya sonora además de un excelente álbum para acercarse a este gran desconocido del Piedmont Blues.
Una delicia.




28 noviembre 2007

Paul Rishell & Annie Raines: Moving To The Country


Este maravilloso CD cayó en mis manos hace unos 7 años de la forma más casual e inesperada: Apareció en una de las cajas de discos que llegaban a la tienda en la que trabajaba (me dediqué a la venta de música durante varios años de mi vida, informo…) sin que aparentemente nadie lo hubiese solicitado; desconocía por completo a los artistas, pero como casi siempre, tan solo bastó ver la portada para juzgar al interior y dejarme llevar por la antigua emoción de abrir un CD original; no me equivoqué en mi juicio prematuro. Tras el descubrimiento y con los años, me hice con el resto de la discografía de este magnífico dúo; en sucesivos posts comentaré dichos trabajos.

Seguir Leyendo...



Moving To The country es un álbum de los que yo llamo “enteros”, es decir, geniales de principio a fin. Publicado en el año 1999 por el sello Tone-Cool Records, consta de 13 temas de absoluta valía, en los que Paul Rishell demuestra con creces que es uno de los máximos exponentes actuales como guitarrista de country-blues, y Annie Raines deja patente su buen hacer con la armónica (en realidad he de reconocer que me cautivó por completo, no sólo por su belleza sino por lo que significa para mí ver a una mujer tocando un instrumento musical y aún más si es con destreza y gusto).

El CD combina a la perfección las creaciones propias del dúo y las versiones de algunos clásicos, además de estar claramente representadas distintas variantes del propio blues: country-blues, blues eléctrico, pre-war blues, blues acústico…
Entre las versiones que realizan, destacan según mi gusto, “I Get The Blues” y “Twist It Babe”, originarias de Bo Carter, en las que P. Rishell deja claro que domina a la perfección el estilo de este gran guitarrista e intérprete; el tema de Joe Calicott, “Fare Thee Well” o “My Washerwoman´s Gone” del célebre dúo Kansas Joe McCoy y Memphis Minnie sirven como ejemplo del blues hecho en los años 30; varios interpretaciones de corte más moderno como “Good Women Have Bad Days” o “Turning Corner”, representan las composiciones del dúo, y la “guinda” la pone el instrumental “Tears” del celebérrimo y maravilloso Django Reinhardt.

Aparte de la ejecución impecable con la armónica, Annie Raines demuestra que está lo suficientemente capacitada y cualificada para ejercer el papel de vocalista cuando es necesario, e incluso realiza pequeños “escarceos” interpretativos con la mandolina de calidad apreciable. El trabajo de Paul Rishell queda fuera de toda cuestionabilidad tanto en la parte vocal como en la instrumental: domina de manera magistral tanto las diferentes afinaciones que utiliza en la guitarra como los distintos estilos: eléctrico, acústico, ejecución con púa o fingerpicking. Absolutamente maravilloso.

En definitiva, Moving To The Country es un disco genial y completamente satisfactorio en todos los sentidos. Uno de mis preferidos.

http://www.paulandannie.com/





Cómpralo Aquí/Buy It Here: Moving to the Country

14 noviembre 2007

Albert Cummings: The Long Way


Hacía tiempo que no hablaba del blues moderno; sinceramente, y como muchos de ustedes ya habrán adivinado, no soy muy fanático del camino que ha tomado el blues en la última década, entre otras cosas porque escasea la originalidad y todo me suena a algo anterior…a “música trillada”. Esto lo justifico gracias a mi teoría de que en la música “ya está todo hecho”; esta afirmación me ha acarreado grandes detractores y muchas discusiones al respecto, pero hasta el momento no he cambiado de opinión; soy un “reaccionario musical”, lo siento.


Seguir Leyendo...



Pese a que el disco comentado en esta ocasión no se salva de esta teoría personal, el excelente trabajo con la guitarra de Albert Cummings en “The Long Way” hacen que este álbum merezca ser incluido mi blog.

The Long Way es un álbum editado en el año 1999 y es el primer trabajo oficial de Cummings. Consta de 9 temas de blues rock eléctrico al más puro estilo del fallecido Stevie Ray Vaughan, músico que siempre me ha fascinado. A pesar de que actualmente me dedique a escuchar pre-war blues o blues acústico en general, Vaughan ocupará por siempre un lugar destacadísimo en mis influencias, colección discográfica y respetos rendidos. Desde la primera nota del CD, se percibe en Albert Cummings la misma sensación.

El disco es de gran dinamismo y velocidad, lleno de solos de guitarra de “alto voltaje”, acompañamientos exquisitos y una voz lo suficientemente valiosa como para “empastar” con garantías el resultado final: Sonido puramente Stratocaster, formación de trío, riffs propios del mejor rock-blues tejano y potencia, mucha potencia.
Temas como “The Long Way” o “Old Dog” son indiscutiblemente “vaughanianos”; “Lonely Bed” pone la nota lenta y sentimental (recordando al famoso “Texas Blues”, también de Vaughan); el resto de cortes son de onda boogie-woogie (“Pull The Shades” o “Where Did I Go Wrong”) pero siempre, siempre, sonando a Stevie Ray

Para los que no conocen a fondo la discografía del malogrado guitarrista tejano, este trabajo de Albert Cummings tiene algo más que un valor comparativo, para los conocedores de Vaughan, tendrán que elegir entre oír un “semi-clon” o un “imitador” o disfrutar con un músico que mantiene vivo el espíritu del blues-rock tejano…depende del cristal con que se mire.
Que cada cual elija…


http://www.albertcummings.com/





Cómpralo Aquí/Buy It Here: The Long Way

04 noviembre 2007

Prison Blues


En esta ocasión el álbum comentado es un variado titulado “Prison Blues”. Básicamente es un recopilatorio de blues del primer cuarto del siglo XX pero con la particularidad de que todos los temas incluidos hacen referencia al mundo de las prisiones, cárceles y en general a la privación de libertad.

Seguir Leyendo...



Muchos de los bluesmen incluidos en el CD pasaron algún que otro momento en prisión o tuvieron relación directa con dicho ambiente. Obviamente, sólo por el hecho de ser negros, ya tenían muchos “boletos” para ser apresados por cualquier disturbio, prostitución, alcohol durante la “ley seca”, peleas o mendicidad…

Prison blues es un álbum que reúne a muchos de los grandes intérpretes del pre-war blues como Blind Blake, Bukka White, Blind Boy Fuller, Leadbelly, Leroy Carr o Peg Leg Howell entre otros.
El disco consta de 23 cortes y fue editado por el sello Catfish en el año 2001. Todos los temas son, evidentemente, acústicos y en ellos podemos apreciar, aparte de la sublime técnica musical y vocal de los intérpretes, la estrecha relación que tuvieron todos con las cárceles o presidios. Las letras hacen continuas referencias, de manera directa o indirecta a las penurias pasadas en prisión, los injustos motivos que les condujeron a ella, o múltiples ruegos y peticiones de clemencia para salir de allí…

Blind Lemon Jefferson nos deleita con su “Penitentiary Blues”, lleno de sentimiento y técnica inigualable; Bo Carter nos presenta una de las joyas del álbum, el tema “The County Farm Blues”; Bukka White canta su tema más conocido y recurrido, el fantástico “Parchman Farm Blues”; artistas menos conocidos como Julius Daniels (“Ninety-nine Years Blues”), Merline Johnson (“Crime Doesn´t Pay”) o Frank Busby (“Prisoner Bound”), eterno acompañante de Bill Gaither entre otros, completan el repertorio de este genial y curioso recopilatorio.

Extremadamente recomendado para los seguidores del pre-war blues, blues acústico y coleccionistas de blues; los artistas menos conocidos y sus interpretaciones bien valen este CD, exceptuando que se posean ya las obras completas de los citados músicos. Para los seguidores estándar de blues, este CD sonará “demasiado viejo” o aburrido; para el resto probablemente sonará a chino…




Cómpralo Aquí/Buy It Here: Prison Blues

28 octubre 2007

Stefan Grossman: Love, Devils and the Blues


Stefan Grossman es, sin duda, el guitarrista al que más le debo exceptuando, claro está, a los bluesmen de la primera mitad del siglo XX. Sus trabajos me acercaron sonoridades desconocidas; sus múltiples métodos me enseñaron un nuevo estilo musical y sus influencias son absolutamente reconocibles en mi estilo interpretativo.

Seguir Leyendo...



Después de llevar más de 15 años interpretando con las seis cuerdas (clásica y eléctrica) y pasar por diferentes etapas y estilos, Grossman puso ante mí una nueva manera de entender el blues y la guitarra: el fingerpicking. Gracias a él conocí a los grandes del pre-war blues y gracias a sus métodos y transcripciones, mi repertorio musical creció de manera notable. Con Grossman hubo un antes y un después en mi manera de tocar la guitarra.

Nacido en Brooklyn, Nueva York el 16 de Abril de 1945, la juventud de Grossman estuvo marcada por las enseñanzas e influencias que recibió de Gary Davis. Estuvo estudiando con él durante muchos fines de semana, y tras su paso por el instituto tuvo la suerte de recibir lecciones del propio Skip James, Mississippi John Hurt o Mance Lipscomb.
Ya en los años 60, formó parte de los Even Dozen Jug Band. Al poco tiempo se trasladó a Gran Bretaña en donde fundó el desaparecido y prestigioso sello discográfico Kicking Mule. Allí Vivió durante la década de los 70 donde se labró su gran reputación como guitarrista acústico participando en diversos festivales.

Actualmente se dedica al negocio de los dvd´s y libros instructivos, a parte de seguir dando giras y recitales constantemente.

El álbum escogido para comentar se titula Love, Devils and the Blues. La razón es simplemente cronológica: fue el primer disco de Grossman que añadí a mi colección. No es mi preferido ni creo que sea su mejor obra, pero representa de alguna manera el estilo de este genial artista. El CD está editado por el sello Shanachie y recopila diversos temas grabados por Grossman en su época europea. Consta de 17 cortes totalmente instrumentales llenos de música acústica, blues, afinaciones alternativas y una técnica exquisita. Constantemente aparecen referencias sonoras que evocan directamente pasajes de Gary Davis, Blind Willie Johnson, Lemon Jefferson o M. J. Hurt.

Grossman utiliza afinación estándar, open G, vestapol, open Gm , guitarras de 6 y 12 cuerdas, Stellas, Franklins, líneas melódicas de gran belleza, bajos alternos bien marcados, piezas interpretadas con slide... Álbum exquisito en todos los sentidos: simpática portada, datos musicales del libreto e incluso tablatura que acompaña al CD original.

En mi colección particular hay muchos álbumes de Grossman y Love, Devils and the Blues sirve de ejemplo como cualquier otro para acercarse a la obra de este semidesconocido y poco valorado (para muchos) guitarrista, estudioso y maestro.

Sólo me resta decir: Gracias Stefan.



Cómpralo Aquí/Buy It Here: Love Devils and the Blues.

24 octubre 2007

Link del día


"The Modern Man" es el link elegido para comentar en el día de hoy. Muchos se sorprenderán por encontrar un tipo de enlace como este en Blues Comentado, pero gracias a los ingresos que me proporciona ceder espacio para dar publicidad al mejor postor, no se me hará "tan duro" mantener este blog.


The Modern Man
es una página curiosa y sorprendente, me explico: Supuestamente es una "especie de guía para ligar" o algo parecido. Te ofrecen cursos para conocer a mujeres, o mejor dicho para "cómo acercarte a las mujeres" (meeting women); técnicas, frases recurrentes, cómo ser divertido, trucos y demás chorradas por el estilo.

La página incluye algún video explicativo, oportunidad de asistir a seminarios y todo lo inimaginable para conseguir a la mujer de tu vida...Vaya panorama, no?.
Lo curioso del asunto es que la propia página se permite el lujo de pagar por anunciarse, lo cual me lleva a pensar que no les va nada mal. Esto me hace reflexionar un poco más y pensar en el manido tema de las parejas, el matrimonio, etc., etc.…
¿En qué clase de mundo vivimos, que es necesario recurrir a páginas como estas, no ya para contactar con gente via virtual(hasta ahí lo entiendo), sino para aprender a ligar, triunfar entre el sexo opuesto…como si todas la mujeres fuesen iguales? ………[silencio]……

En fin, el caso es que con The Modern Man, dejarás de ser ese chico bueno (nice guys struggle to attract women), o más bien atontado y te convertirás en un avezado ligón de barra (o un pick up artist, como ellos lo llaman), triunfador de salas de baile y sex symbol de pub de turno. Para los que están interesados en este tipo de metas y no se ven incapaces de conseguirlo por si mismos, les recomendaría un buen psicólogo, y en su defecto, alguna estupidez como esta.
Para los que no tienen problema de relación o simplemente no están interesados en caer en la peligrosa red que tejen las hembras...Abstenerse y permanecer fiel al blues, que es lo que nos interesas de verdad, no es así?.

Los que se estén preguntando por qué dedico tanto texto, y por consiguiente tanto tiempo a este post, he de confesar que para cobrar el dinero (no es un cantidad despreciable) tengo que hacer un comentario del sitio en cuestión que incluya una serie de links y que no sea menor de cuatrocientas palabras…Esa es la única razón.

Espero que no se pongan a traducirlo…aunque pensándolo bien…me da exactamente igual.

16 octubre 2007

Mance Lipscomb: Songster


Mance Lipscomb fue otro de tantos bluesmen que pasó gran parte de su vida en el anonimato y llegó a las masas en el blues-folk revival de los años 60. Su obra dista un poco de lo que entendemos por blues estrictamente hablando, siendo por encima de todo, un "contador de historias", un "songster"...


Seguir Leyendo...



Lipscomb nació el 9 de Abril de 1895 en Navasota (Texas) bajo el nombre de Beau De Glen. Hijo de un ex-esclavo y de una india. Pasó gran parte de su vida trabajando como aparcero en granjas de Texas hasta que fue "descubierto" por Mack McCormick y Chris Strachwitz en 1960. Este último era el fundador y dueño del sello Arhoolie y fue allí donde Lipscomb grabó todos sus álbumes a excepción de uno que grabó para el sello Reprise en 1970.

A partir de su descubrimiento, Mance L. participó en numerosos festivales de folk y blues en la década de los 60 hasta que se retiró a su pueblo natal en 1976. Allí murió en la pobreza tras sufrir un infarto.

Songster es el volumen número 85 de la espléndida colección editada por Orbis titulada "The Blues Collection". Realmente es una especie de extracto del álbum "Texas Sharecropper & Songster" publicado por el sello Arhoolie en el año 1960.
Songster consta de 20 temas y es una excelente muestra del estilo de Mance L.. Temas de creación propia como "Farewell" o "Ain´t You Sorry" se combinan con el repertorio más tradicional del blues como "Corrine, Corrine" o "Alabama Bound". Todos los cortes fueron grabados entre 1964 y 1973 en distintas localidades de California.

El estilo de Lipscomb es muy particular y variado; se mueve entre registros de blues clásico, baladas tradicionales, canciones pop-folk y espirituales. Estrictamente acústico, tiene una técnica de fingerpicking exquisita y una voz melódica y expresiva ideal para su repertorio. Además, tocaba con diferentes afinaciones y usaba el slide con maestría (curiosamente, solía utilizar una navaja).

El álbum es una maravilla y sirve, sin lugar a dudas, como ejemplo de la obra de Lipscomb. De carácter animado y entretenido, "songster" (o cualquiera de sus álbumes bajo el sello Arhoolie) satisfará al oyente más exigente.
Toda una delicia a un precio de risa.





Cómpralo Aquí/Buy It Here: Texas Sharecropper & Songster

10 octubre 2007

Precious Bryant: Fool Me Good


Pasé mucho tiempo intentando conseguir alguna referencia del trabajo de Precious Bryant hasta que me hice con el álbum titulado "The Truth”; no estaba mal, pero algo me decía que si indagaba un poco más, encontraría lo que presentía en mi interior… Así llegué a su album debut “Fool Me Good”.

Seguir Leyendo...



Precious Bryant (Precious Bussey) nació en el condado de Talbot, Georgia el 4 de Enero de 1942. Cuando tenía 6 años empezó a tocar la guitarra guiada por su padre, que además era intérprete de banjo, flauta y violín. En unos cuantos años ya estaba actuando en las iglesias baptistas de su área acompañándose de su hermana y haciéndose llamar “The Bussey Sisters”; esto fue seguido de apariciones musicales en fiestas locales y concursos de talentos de la zona, siempre bajo la influencia de la música rural.

Descubierta por el folklorista George Mitchell, comienza a grabar en 1969 y una década después actúa en el Festival Folk “Chattanooche” (Columbia); fue su primera actuación en público y obtuvo un gran éxito. Actualmente actúa de manera ocasional en shows en Atlanta y Columbia.

Fool Me Good” es un álbum editado en el año 2002 por el sello Terminus Records y consta de 15 temas de carácter acústico. Todos fueron grabados “de una vez”, es decir sin remezclas ni ediciones posteriores. Precious interpreta de manera magistral temas tradicionales o alguna versión, como “Broke and Ain´t Got A Dime” (W. McTell). Su estilo claramente influenciado por Blind Boy Fuller o Etta Baker es el reflejo actual de toda la tradición del blues de la costa este y en especial de la zona de Georgia.

Con exquisita técnica “fingerpicking” y voz melodiosa, Precious nos ofrece en este trabajo todo su buen hacer musical; álbum agradable de escuchar, lleno de reminiscencias y de buen blues.

Una de mis últimas adquisiciones que recomiendo a todos los lectores de este blog sin temor a equivocarme.


www.preciousbryant.com




Cómpralo Aquí / Buy It Here: Fool Me Good

09 octubre 2007

05 octubre 2007

R. L. Burnside: First Recordings


Este disco representa muy bien lo que yo llamo "el final del camino recorrido a la inversa". Las primeras grabaciones de R.L. Burnside es uno de los últimos trabajos de este artista que cayó en mis manos; con su audición descubrí la verdadera esencia de este músico y sin duda, su mejor aportación al mundo del blues.


Seguir Leyendo...



Burnside nació en el condado de Layfayette , cerca de Oxford, Mississippi en el año 1926. Vivió la mayor parte del tiempo en una zona rural del noreste de Mississippi trabajando como aparcero y como vendedor de artículos de pesca. Esto lo alternaba tocando la guitarra en fiestas privadas los fines de semana. Sus principales influencias fueron Mississippi Fred McDowell, que vivía en un condado cercano al suyo, Muddy Waters (su primo político) y John Lee Hooker.

En los años 50, se trasladó a Chicago cansado de la vida que había llevado hasta ese momento y buscando nuevas oportunidades económicas. Las cosas no le fueron excesivamente bien ya que en un mes, su padre, su madre, su hermano y su tío fueron asesinados en aquella ciudad. Esta tragedia evidentemente marcó profundamente a R.L. Burnside.

Alrededor de 1959 dejó Chicago y volvió a Mississippi para trabajar en las granjas y formar una familia. Las desgracias le persiguieron y fue declarado culpable de asesinato y sentenciado a 6 meses de cárcel. La acción de su jefe, un reputado personaje de la zona, hizo que se acortara su estancia en prisión y fue contratado por éste como conductor de tractores.

Sus primeras grabaciones fueron realizadas en 1968 por George Mitchell y editadas por el sello Arhoolie. Tras este trabajo, otro álbum con material acústico fue grabado ese mismo año y lanzado a principio de los años 80 bajo el nombre de "Mississippi Hill Country Blues".

Ya en los 90, grabó para Fat Possum, sello fundado por el editor de la prestigiosa revista Living Blues, permaneciendo fiel a dicho sello hasta el final de su carrera. Allí colaboró con el guitarrista de slide Kenny Brown, al que consideró su "hijo adoptivo". El líder de Jon Spencer Blues Explosion, Jon Spencer, se sintió atraído por la obra e historia de Burnside y le pidió que colaborase a mediados de los años 90 en giras y grabaciones; esto significó una oportunidad para nuestro artista de darse a conocer.

Continuó dando giras hasta que sufrió un ataque al corazón y fue operado en 1999. A partir de ese momento su salud fue en claro declive y los médicos le recomendaron que dejase la bebida, a la que era gran aficionado. Burnside lo hizo, pero fue incapaz de tocar nunca más.

Murió el 1 de Septiembre de 2005 en Memphis, Tennessee a la edad de 78 años dejando un legado musical y familiar importante: su hijo Duwayne Burnside es el guitarrista de la agrupación North Mississippi Allstars, su otro hijo Garry Burnside toca el bajo y perteneció a "Duwayne Burnside and the Mississippi Mafia", primer grupo de su hermano; también su nieto Cedric Burnside ha colaborado con Kenny Brown y con el propio Duwayne Burnside en diversas giras y trabajos discográficos.

R.L. Burnside´s First Recordings es un álbum excepcional; country-blues en estado puro, sensibilidad musical por doquier e interpretación técnica rozando la perfección. Burnside se acompaña únicamente de su guitarra acústica que casa perfectamente con su voz grave y melódica. El repertorio consta de 14 temas entre los que se incluyen temas como "Come On In", "Sat Down On My Bed And Cried", "Goin' Down South" (en el que se adivina una clara influencia de McDowell) o "Walkin´ Blues" (único tema del álbum que interpreta con slide). Afinaciones estándar, reminiscencias de los primeros blues de Muddy Waters (acústicos, por supuesto) y suaves acercamientos al estilo guitarrístico de John Lee Hooker.

Fantástica muestra de blues acústico del Mississippi y de largo el mejor trabajo realizado por Burnside de los que he podido escuchar. Imprescindible, como siempre, para los estudiosos y amantes del country-blues. Para el resto probablemente será aburrido y monótono, aunque al ser grabado en los 60, el buen sonido está asegurado.





Cómpralo Aquí / Buy It Here: First Recordings

01 octubre 2007

Cow Cow Davenport: The Essential


Charles Edward "Cow Cow" Davenport nació el 23 de Abril de 1894 en Anniston, Alabama. Empezó a tocar el piano a la edad de 12 años sufriendo por parte de su familia un constante rechazo hacia su afición musical y fue obligado a formar parte del seminario teológico en el que su madre era la organista; lo echaron por tocar Ragtime durante uno de aquellos actos religiosos...

Seguir Leyendo...



Allá por 1920 orientó su carrera musical tocando en medicine shows y pronto alcanzó la fama acompañando a músicos de blues como Dora Carr y Ivy Smith con las que grabó en 1925 y 1926. También trabajó como músico de alquiler para fiestas a finales de los años 20 en Chicago. Poco después se trasladó a Cleveland, Ohio en donde realizó giras con el circuito de vaudeville TOBA, grabando también con Sam Price.

En 1938 sufrió un infarto perdiendo movilidad en su brazo derecho afectándole en la manera de tocar el piano para el resto de su vida. A partir de ese momento sólo se dedico a cantar y a fregar platos en un restaurante. Allí fue encontrado por el pianista de jazz Art Hodges ayudándole en su rehabilitación y a conseguir nuevos contratos musicales. Tras algunos intentos de volver a escena durante los años 40 y sufriendo constantes enfermedades, murió el 3 de Diciembre de 1955 dejando un legado musical de gran valía.


The Essential es un doble CD recopilatorio editado por el prestigioso sello Document en el año 2002. Se recogen 36 temas en total con los que se puede disfrutar del maravilloso estilo de Cow Cow Davenport basado en el ragtime, que es una constante en todos ellos; muchos instrumentales y colaboraciones con Hound Head Henry, Lovin´ Sam Theard, Dora Carr, Ivy Smith, Jim Towel y los Southern Blues Singers. Técnica impecable en el piano, repertorio de lujo y acompañantes de gran importancia conforman este lanzamiento lleno de buena música.
Clásicos como el Cow Cow Blues, Jump Little Jitterbug, Chimes Blues o Atlanta Rag se encuentran en el interior de esta maravilla musical.

Totalmente recomendable para los amantes del ragtime en toda su esencia y para los historiadores y estudiosos de este estilo. Lo oyentes estándar de blues, probablemente obtengan una saturación de instrumentales de sonido añejo con el que tendrán que hacer un esfuerzo auditivo y para el resto... ¿quién sabe?...




Cómpralo Aquí/Buy It Here: Cow Cow Davenport: The Essential

29 septiembre 2007

Link del Día


Poco tiene que ver este sitio con la temática de este blog pero de vez en cuando me veo obligado a "vender" espacio en él para que no se me haga tan dura la supervivencia.

Closeouts es un sito web en el que se pueden adquirir artículos en liquidación, overstock de diverso género, copias de artículos de marca, y demás restos de serie.


Realmente no se si interesará a algún lector de este blog (¿quién sabe?), pero el caso es que aquí está, el Link del Día.

Closeouts

25 septiembre 2007

Edward Taylor: Lookin´ For Trouble


Paradójica historia la que rodea al disco comentado en esta ocasión: hijo que rinde tributo al padre; padre poco reconocido en vida y largamente alabado tras su muerte; antiguos compañeros del padre colaborando con el hijo; distintos miembros familiares trabajando en el álbum… "Lookin´ For Trouble: A tribute to Eddie Taylor".


Seguir Leyendo...



Edward Taylor Jr. nació el 27 de Marzo de 1972 en Chicago, Illinois siendo el sexto hijo de la descendencia de Vera Taylor y el legendario Eddie Taylor. Comenzó a tocar la guitarra a los trece años de edad y curiosamente fue de manera autodidacta, a pesar de vivir en la cuna moderna del blues y de ser hijo de quien era. Probablemente, la escasez de tiempo de su padre hizo que nuestro protagonista tuviese que conformarse con aprender a tocar escuchando sólamente las grabaciones de éste. Cuando tenía 16 años empezó a tocar en algunos clubs de Chicago y tras el paso del tiempo ha logrado trabajar con artistas de la talla de Eddie Shaw o Hubert Sumlin. Su gran influencia y referencia musical directa fue su padre Eddie Taylor, Jimmy Reed, Muddy Waters y Johnny B. Moore.
Actualmente continúa trabajando en diferentes night clubs de Chicago y alrededores.

Lookin´ For Trouble es un CD editado por el sello Wolf en el año 1997. El repertorio consta de 11 temas de diferente composición: Jimmy Reed, Robert Johnson, Slim Harpo, algunos del homenajeado Eddie Taylor y otros del propio Edward Taylor Jr.
Los músicos que acompañan a Taylor son tres miembros de la banda original de Eddie Taylor en los años 80 –Johnny B. Moore, Willie Kent y Tim Taylor (hermano del propio Edward Taylor Jr.) –, Eddie Shaw al saxofón, Martin Lane con la armónica, Ken Barker al piano y dos componentes anecdóticos: otro hermano de Edward, Larry Taylor tocando la batería en un tema y la madre de ellos (Vera Taylor) poniendo su voz en otro corte.
"Bad Boy", "Ain´t Gona Cry", "Dust My Broom" o "I´m Gonna Miss You" son algunos de los títulos incluidos en el álbum.

Lookin´ For Trouble es un cd claramente definido en cuanto a estilo: inconfundiblemente hecho en Chicago, sonando a Chicago y lo que es más importante, recordando al Chicago actual y al de hace 20 o 30 años. La labor de Edward Taylor Jr. con la guitarra y la voz es más que notable; la banda que le acompaña es de lujo y el resultado final es francamente aceptable.

Mi opinión particular acerca de este Cd es buena, aunque reconozco que el factor “tributo-anécdota familiar” pesa lo suficiente. Edward Taylor Jr. rinde un digno homenaje a su padre pero analizando el trabajo de manera objetiva, no pasa de ser “otro disco más” del blues de Chicago, aportando bien poco al trillado panorama del blues de esta ciudad.

Empedernidos amantes de este tipo de blues disfrutarán con su audición así como amantes de la buena música, pero los estudiosos del blues no encontrarán nada nuevo aquí (como en casi ningún sitio). A estos los remito evidentemente a la obra original del homenajeado Eddie Taylor y dejar este anecdótico y paradójico trabajo en alguna estantería.




20 septiembre 2007

Harmonica and Washboard Blues 1937-1940


Este es uno de esos discos que se consiguen por poco dinero pero cuya calidad es diametralmente opuesta a su precio. Con una portada dibujada y un título sin ton ni son, el trabajo alberga en su interior una exquisita muestra de dos espléndidos artistas de blues, Washboard Sam y Jazz Gillum.


Seguir Leyendo...



Robert Brown, más conocido como Washboard Sam, nació en Walnut Bridge (Arkansas) el 15 de Julio de 1910; hijo ilegítimo de Frank Broonzy y por lo tanto hermanastro del gran Big Bill Broonzy. A corta edad se trasladó a Memphis donde comenzó a actuar como músico callejero en compañía de Sleepy John Estes y Hammie Nixon. En 1932 estando ya en Chicago, continúa tocando en las calles en busca de una propina, pero pronto comienza a actuar regularmente con Bill Broonzy llegando a convertirse en su acompañante oficial durante las grabaciones de éste para el sello Bluebird. Su éxito le lleva a conocer y colaborar con diferentes artistas como Memphis Slim, Willie Lacey o Bukka White y a ser uno de los músicos más reconocidos del panorama bluesero de Chicago durante los años 30 y 40.
Tras la Segunda Guerra Mundial, y la llegada del blues eléctrico, Sam se ve obligado a retirarse de la escena debido a la obvia incapacidad de adaptar su instrumento a éste nuevo estilo. No obstante y persuadido por Willie Dixon y Memphis Slim, existió un breve intento de volver a los escenarios haciendo apariciones durante el blues revival de los años 60.
Murió el 6 de Noviembre de 1966.

William McKinley (Jazz Gillum) nació en Indianola, Mississippi el 11 de Septiembre de 1904. Autodidacta con la armónica, huyó de su casa a la corta edad de 7 años estableciéndose en Charlestone, Mississippi y dedicándose a tocar en las calles malviviendo de las propinas. En 1932 se traslada a Chicago donde conoce entre otros músicos a Big Bill Broonzy y Washboard Sam. Con Broonzy actúa en diversos locales y clubs de la zona durante algunos años, hasta que realiza su primera grabación para el sello Bluebird bajo la producción del famoso Lester Melrose. Ahí empezó una carrera exitosa actuando como sideman (acompañante) de distintos artistas de renombre hasta el definitivo cierre del sello en cuestión a finales de los años 40.
Permaneció casi inactivo durante las décadas posteriores hasta su muerte en 1966 producida por un disparo.

Harmonica and Washboard Blues 1937-1940, es un CD que pertenece a la colección Black&Blue editado en 1991. Consta de 24 temas cuya principal característica es la aparición de Washboard Sam y Gillum, aunque no siempre lo hacen juntos. El armonicista Gillum aparece en 12 cortes; su voz particular y el sonido extremadamente agudo de su armónica es acompañada en todos los temas por Big Bill con la guitarra además de otros artistas menos conocidos. Entre los temas seleccionados se encuentran “Key to the Highway”, “She Belongs to Me” o “I´m Gonna Get It”.
En cuanto a Washboard Sam, está presente en 14 de los cortes del CD. Su grave y melodiosa voz se superpone a su magistral acompañamiento con el washboard y al del resto de los músicos, entre los cuales está, evidentemente, Big Bill Broonzy. Temas como “She Fooled Me”, “This Time is My Time” o “Mountain Blues” son algunos de los incluidos en el disco.

Harmonica and Washboard Blues 1937-1940
es un álbum, altamente recomendable como muestra musical de estos dos artistas y también como ejemplo del blues hecho a finales de los años 30, precursor de los combos eléctricos que estarían por llegar en décadas venideras. Podría haber sido perfectamente un disco de Big Bill Broonzy por su constante presencia en los temas incluidos, pero el protagonismo vocal de Gillum y Sam le quitan ese privilegio.

Muy buena adquisición como recopilatorio de blues con excelente relación calidad precio; buen sonido con excelente filtrado de los 78 originales, animado, entretenido y de extrema calidad musical.




Cómpralo Aquí/Buy It Here: Harmonica and Washboard Blues

17 septiembre 2007

Robert Lockwood Jr.: The Complete Trix Recordings


Robert Lockwood Jr. Nació en Turkey Scratch, Helena, Arkansas en el año 1915. Allí creció mientras oía los discos de Patton, Blake o Lemon Jefferson y siempre rodeado de una atmósfera musical permanente, en gran medida debido a que fue uno de los pocos (si es que hay alguien más) que aprendió a tocar la guitarra con el mismísimo Robert Johnson.

Seguir Leyendo...



El mítico artista convivió durante algún tiempo con la madre de Lockwood y fue por ese entonces cuando nuestro hombre recibió las enseñanzas e influencias de Johnson. A pesar de este hecho, Lockwood siempre ha reconocido que Robert Johnson era bastante reacio a compartir conocimientos musicales y recelaba mucho a la hora de transmitirlos.

Cuando tenía 15 años, Lockwood hizo su debut musical acompañando al genial armonicista Rice Miller (Sonny Boy Williamson II) y allá por el año 1939 comenzó a tocar la guitarra eléctrica. Pese a que colaboró con Howlin´ Wolf y Sonny Boy o grabar para el sello Bluebird o Chess, su carrera musical siempre ha estado alejada de los grandes éxitos o del panorama comercial, y se ha basado en la búsqueda de su propio estilo y en la permanente huída de ser tachado como el "hijastro de Robert Johnson". Su fuerte y ruda personalidad y su continua lucha por alejase de las masas y de ser el legado viviente de la música de Johnson, ha hecho que su carrera musical haya permanecido en un plano bastante oscuro.

Murió el 21 de Noviembre de 2006.

The Complete Trix Recordings es un doble CD editado por el sello 32blues (1999) en el que se incluyen las grabaciones de Lockwood para el sello Trix durante los años 70. Consta de 35 temas grabados en 1973 y 1975 y cuya principal característica es la diversidad sonora. Lockwood es un músico que posee un estilo musical un tanto “ecléctico” y difícil de encasillar; su espectro musical va desde el country-blues acústico hasta temas de clara influencia jazzera, pasando por el swing más vigoroso o el blues eléctrico más común. El repertorio está basado en temas de propia composición (la mayoría) y cuatro o cinco guiños a Robert Johnson (Dust My Broom, Walking Blues, Terraplane Blues o Little Queen of Spades).


Lockwood
se hace acompañar de Gene Schwartz con el bajo, George Cook y Jimmy Jones a la batería, Mark Hahn con la guitarra y el saxofonista Maurice Reedus que ejerce un papel más que notable. Estas sesiones para el sello Trix conforman un disco variado y entretenido que difícilmente aburrirá, pero que bajo mi punto de vista no pasará a la historia de las grandes obras del blues; la dignidad con que está hecho es de agradecer, máxime teniendo en cuenta los tiempos que corren en el mundo del Blues.

El trabajo describe una línea musical oscilante con continuas subidas y bajadas de principio a fin; queriendo despuntar por momentos pero sin llegar a grandes genialidades o a interpretaciones de notable calidad. Como ya comenté, la seriedad y la dignidad son el dato más importante del álbum.
The Complete Trix Recordings es una obra que puede satisfacer a casi todo el mundo pero que sólo asombrará a unos pocos.
Musicalmente recomendable pero no imprescindible.

http://www.robertlockwood.com/





Cómpralo Aquí/Buy It Here: The Complete Trix Recordings

13 septiembre 2007

11 septiembre 2007

Broke, Black & Blue: An Anthology of Blues Classics and Rarities


Llegó el momento de comentar uno de los mejores recopilatorios de blues que ha llegado a mis manos. Fue una de tantas compras hechas a ciegas, solamente guiado por las escasas pero fiables referencias encontradas tras una ardua búsqueda de información en Internet.

Seguir Leyendo...



Broke, Black & Blue es una excelente conjunción de temas de barrelhouse, boogie, vaudeville y delta blues reunidos en cuatro CDs cronológicamente ordenados y que además incluye un libreto de 40 páginas repleto de exhaustivos datos y múltiples fotos.

Editado por el sello Proper, Broke, Black & Blue está dividido en cuatro partes: el volumen 1, titulado “Up Country Blues”, incluye temas grabados entre 1924 y 1928; grandes estrellas como Frank Stokes o Tommy Johnson aparecen junto a semi-desconocidos como Emery Glen o Johnnie Head. También merecen una mención artistas de la talla de Luke Jordan, Barbecue Bob, Sippie Wallace o Ishman Bracey.

El segundo volumen, “Broke and Hungry Blues”, comienza con un tema de Rube Lacy datado en 1928 y continúa hasta 1930; en este recorrido nos encontramos con Henry Townsend, Peg Leg Howell, Joe Callicot, Son House o Lonnie Johnson además de otros artistas no tan conocidos formando un completo y maravilloso repertorio.

El volumen 3, “Good Whiskey Blues”, es una buena muestra del blues de la década de los 30: Blind Willie Reynolds, Carr & Blackwell, Big Joe Williams, Blind Boy Fuller, Jazz Gillum o Tommy McClennan; clásicos como “The Twelves (dirty dozens)” de Kokomo Arnold o “Back Door Blues” de Casey Bill Weldon se codean con temas menos conocidos como “Never Mind Blues” (Georgia Boyd) o “Prisioners Blues” (George Clarke).

Por último, el cuarto CD titulado “Jumpin´ at the Club Blue Fame”, recoge temas de los años 40. Es en este volumen donde se incluye temas inéditos de Johnny Temple, la banda de Jimmie Gordon o Lee Brown. Bukka White, Big Maceo o Memphis Slim son algunos de los que completan el exquisito reparto.

Broke, Black & Blue es una auténtica gema discográfica; multitud de rarezas solamente editadas en los viejos 78´s son sólo la guinda para uno de los mejores y más completos repertorios que he podido encontrar en un variado de blues. La información del libreto aporta la nota teórica y los datos necesarios para que el conjunto se convierta en una de mis más preciadas posesiones discográficas.

Esta cronología de rarezas y auténticos clásicos es absolutamente imprescindible para mí y probablemente para los estudiosos y amantes del country-blues. Para el resto de los mortales, este post y el set de 4 CDs aquí comentado es una nube difusa de nombres desconocidos, temas con un sonido horrible, voces de ultratumba e instrumentos desafinados…

Cuestión de gustos.






Cómpralo aquí / Buy It Here: Broke, Black and Blue

05 septiembre 2007

Avalon Blues: A tribute to the music of Mississippi John Hurt


Nunca he sido amigo de los álbumes "tributo", ya que generalmente están repletos de versiones absurdas e intentos a medio gas de emular al artista tributado. Suelen estar poblados de músicos conocidos pero venidos a menos, intentando demostrar que tienen algo que ver con el artista en cuestión.

Seguir Leyendo...



Avalon Blues es uno de los pocos CD de tributo a que forma parte de mi colección; lo adquirí en un momento de mi vida en el que estaba totalmente inmerso en el estudio de la música de Mississippi John Hurt y cualquier cosa que llevara su nombre o apuntase en su dirección era un buen objetivo. La primera sorpresa que me llevé, fue que al consultar el listado de músicos incluidos en el trabajo, apenas conocía a unos pocos; en principio era una buena señal, ya que hubiese sido nefasto para mis expectativas encontrarme a Eric Clapton o al ínclito Santana, por citar algunos...

Avalon Blues es un disco de llamativa portada y curioso contenido editado por el prestigioso sello Vanguard en el año 2001. Incluye 15 temas bastante populares del repertorio de John Hurt interpretados por artistas como Taj Mahal, Ben Harper, Geoff Muldaur, Beck o Bill Morrisey.

En general es un álbum de buen nivel aunque con algunas pegas; debido a mi tendencia musical conservadora ya conocida por los lectores de este blog, soy incapaz de aprobar algunas versiones incluidas en el CD por alejarse de la esencia original de la música de Hurt, pero haciendo un esfuerzo por objetivizar la crítica, logro encontrar cierto atractivo en algunos de estos temas. La inclusión de instrumentos aparte de la guitarra y la voz (únicos presentes en la obra de John Hurt) es lo que me causa más desagrado pero reconozco la buena intención y el curioso resultado final de los temas.

Chris Smither
hace una genial versión de Frankie & Albert al igual que Lucinda Williams en Angels Laid Him Away; agradable trabajo el de Muldaur realizado con el corte Chicken y sorprendente la versión del tema Stagolee realizada por Beck, seria y alejada de su habitual y lamentable estilo (todavía no me lo creo...).
Como colofón, el espectacular trabajo de John Hiatt en I´m Satisfied y el de Ben Harper (otra sorpresita) en Sliding Delta, mostrando que sabe hacer cosas respetables al margen de su más que discutible legado musical...

En resumen, Avalon Blues es un CD eminentemente acústico que aunque se aleja un tanto del sonido original de Hurt, consigue en muchos de los temas recoger el significado y contenido musical del artista. Trabajo aceptable que rinde un digno tributo a uno de los grandes del género pero aportando poco más, como es lógico.
Recomendable para los amantes de la música tranquila, de voces suaves y exentas de sobresaltos e instrumentación excesiva; para los seguidores del country-blues es sólo una curiosidad carente de interés y para los consumidores de blues-rock o blues eléctrico en general, perderán el tiempo con este CD.






Cómpralo Aquí/Buy It Here: Avalon Blues: A Tribute to the Music of Mississippi John Hurt

02 septiembre 2007

Link del Día

Este post es un experimento y se sale de la línea habitual del blog.


En esta web he encontrado algo que quizás interese a alguno, aunque tal vez sea un poco caro:






Fotos autografiadas por B.B. King

Contrato firmado por Bille Holiday

No se si habrá otros artículos que puedan interesar a los lectores de este blog pero por curiosidad merece la pena echar un vistazo, sobre todo por los precios!...

Music Autographs
Signed music memorabilia
Autographed music photos

Salud!

28 agosto 2007

Bill Jackson: Long Steel Rail


El álbum que comento en esta ocasión pertenece a un bluesmen desconocido para la gran parte del público, quizás porque este disco es su único legado musical o también porque a pesar de haber sido descubierto durante el Blues-Folk Revival de los 50 y 60, nunca formó parte del circuito de festivales de Folk y demás actuaciones en clubs del momento.

Seguir Leyendo...



Bill Jackson nació en Granite, Maryland el 22 de Febrero de 1906. Tuvo cuatro hermanos más pero él fue el único interesado en la música. Cuando contaba con 15 años se sintió atraído por la guitarra gracias a Jim Fuller, vecino suyo y gran guitarrista de la región. Después de 6 meses de rudimentarias lecciones con Fuller, Jackson comenzó a tocar en fiestas particulares y bailes sociales en la zona. A menudo se juntaba con otros músicos en pequeños combos de guitarra, banjo, mandolina y violín tocando reels y jigs.
Después de varios años trabajando para el ferrocarril de Baltimore y Ohio, se trasladó a Philadelphia, Pennsylvania estableciéndose allí definitivamente con su mujer y su hermana. Trabajó durante más de tres décadas en la construcción, como chofer y como bedel.
A principios de los años 60, el productor y estudioso del folklore americano Peter J. Welding localizó a Jackson tras muchos esfuerzos y concertó una cita con él; deseaba grabar una sesión que recogiera su música y su estilo. Tras varias conversaciones y unos meses de ensayo, Bill Jackson recuperó su técnica y habilidades con la guitarra grabando su único trabajo editado: Long Steel Rail.


Long Steel Rail es un álbum grabado en 1962 para el sello Testament en el que se recogían 13 temas de esa sesión de Bill Jackson. En la edición en CD aquí comentada, se incluyen 5 cortes más y fue editada en el año 1994 por el mismo sello. Este trabajo es la única muestra de la obra de un bluesman tradicional nacido en el estado de Maryland.
Todos los temas son interpretados con una guitarra acústica de 12 cuerdas (Stella) siendo el único acompañamiento para la voz del artista. La música es eminentemente blues de la costa Este, al más puro estilo de los bluesmen de las Carolinas y Georgia, auque con unos toques algo más folk o canciones más propias de un songster tipo Mance Lipscomb. Bill Jackson posee una voz muy melódica y de registro algo grave pero agradable; el uso que hace de ella es maravilloso, expresando de manera genial el lamento del blues y la habilidad de contar mientras canta…
La afinación estándar está presente en todos los temas aunque el uso del capo hace que varíe la sonoridad a menudo. Su técnica con la guitarra es excelente, limpia y con el peculiar tono de la guitarra de 12 cuerdas cuando se toca sin púa.

Long Steel Rail es un álbum exquisito, lleno de temas acústicos suaves y de bella ejecución. La sonoridad recuerda sin ninguna duda a los grandes songsters de la historia del blues y a las canciones más sincopadas y lentas del Piedmont Blues. Deliciosa sesión de grabación efectuada por Bill J. en la que queda patente no sólo su calidad como bluesman y songster, sino como la única muestra de este estilo musical en el estado de Maryland.

Absolutamente recomendable para los seguidores del Piedmont Blues; no tanto para los oyentes estándar de blues y en absoluto para los consumidores acérrimos del blues eléctrico salvo deseo de ahondar un poco más en las raíces del Blues.



Cómpralo Aquí / Buy It Here: Long Steel Rail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...